El cheire a fritanga provoca efectos secundarios

|

Luca Chao es aquella parlamentaria de En Marea, originariamente un espacio multicultural hispano-galaico y ahora sabe Dios qué, que se hizo famosa porque durante una temporada llegaba a los plenos cheirando a fritanga, ya que jugaba a Masterchef entre Octanos. Había solicitado la reducción de jornada en O Hórreo y se dedicaba a la hostelería trashumante con su marido. Compartían una foodtruck –una gastrofurgona– y vendían bocatas y perritos polas feiras. Como medio sueldo se le iba en desodorante decidió regresar fulltime al escaño y ahí sigue. Pero ya le han encomendado otro chollo: actuar como portavoz de Comunicación del recién bautizado Grupo Común de Esquerdas, es decir, Podemos en la Cámara enxebre. Ella, como buena podemita, es obediente y disciplinada así que le da al pico en cuanto ve un micro cerca. Y suelta perlas como que “el liderazgo compartido” y “la pluralidad de referentes” que practica la confluencia son maravillosos... Casi era mejor que se volcase de nuevo en las cuestiones culinarias; al menos se ahorraría decir parvadas de tal calibre.

El cheire a fritanga provoca efectos secundarios