La otra cara crítica del coronavirus

|

La pandemia lleva mucho tiempo mostrando su peor cara. Las decenas de miles de personas que han perdido la vida son el reflejo de esta maldita enfermedad que se metió en nuestras vidas hace casi un año y de la que todavía no sabemos cuándo nos podremos olvidar. Pero además del coste desmesurado en vidas, también hay otro nada despreciable en la economía. Ayer mismo se supo que la pandemia destruyó más de 360.000 empleos y dejó en el paro a cerca de 800.000 personas, lo que supone cerca de un 23% más que el pasado año. Con estos datos, España se vuelve a acercar peligrosamente a la cifra de los cuatro millones de parados, esa que nos coloca a la cabeza en el ranking del desempleo de Europa. Y todavía hay que esperar a que finalicen los ERTE y comprobemos cuántas empresas son capaces de sobrevivir sin esas ayudas que superan los 14.000 millones de euros.

La otra cara crítica del coronavirus