La frustración de los guerreros ninja

|

POR Occidente mola más la cultura japonesa actual, el manga, el anime, incluso el cosplay, pero por allá veneran también la cultura milenaria autóctona. Tanto que el ayuntamiento de Iga, una ciudad del centro del país, ha recibido un aluvión de currículos de aspirantes a una plaza de ninja. Una radio estadounidense difundió la noticia de que el concello buscaba guerreros –ser funcionario, aunque sea municipal, es un chollo– y 115 belicosos tipos –dieciséis de ellos españoles– se ofrecieron. El alcalde ya avisó de que se trataba de un bulo y que allí nadie reclutaba ninjas. ¿Qué pasaría si a Burgos le diese por buscar Cides?

La frustración de los guerreros ninja