FELIZ AÑO, SEÑOR BUSH

Estados Unidos y la OTAN anunciaron estos días la retirada de sus tropas de Afganistán. Bueno, qué se puede decir; que no ha valido para nada tanta muerte, ni siquiera de una forma sospechosa, para acabar con el opio afgano que inunda de droga medio mundo.
Las mujeres, que siguen con burka, con familias desestructuradas, maridos y niños muertos, se consumen con la heroína para olvidar. Todo ha sido un despropósito; este alarde de prepotencia que ha traído la globalización solo se ha traducido en más ignorancia y más chulería internacional.
El miedo de EEUU nos ha metido en una encrucijada difícil de asumir; ellos nos han vendido que su miedo es nuestro miedo y este slogan ha sido por lo que se ve eficaz solo para destruir países. Atisbamos un terrorismo con una geografía más extensa.
¿Estamos de verdad más tranquilos? No, solo nos encaminamos hacia una cultura más uniformada que trata de eliminar el polvoriento desierto. ¿Será solo una coincidencia que ellos tengan guerras y nosotros crisis? Las guerras eliminan culturas, las crisis colocan el miedo en un paredón de odio paralizante.

FELIZ AÑO, SEÑOR BUSH

Te puede interesar