Jóvenes temerarios

|

he leído distintos informares sobre la incidencia de la covid19 sobre nuestra juventud. Y prácticamente en todos se llega a una conclusión final: los jóvenes creen que el virus nos les puede afectar. En los documentos se recuerda con insistencia que con demasiada frecuencia se han oído mensajes manidos de que es algo que incide de forma directa en las personas mayores, en los viejos.

La juventud está tremendamente confundida con la peligrosidad del virus y antepone las relaciones sociales – entiéndase fiestas, botellones etc-, a la peligrosidad que puede acarrear actitudes de este tipo no solo para ellos sino para las personas que tienen más cercanas, las que viven en su entorno familiar.

Teniendo en cuenta los rebrotes que se están produciendo entre  los más jóvenes-baja  la edad de los contagiados a los  29 años -, creo que es el momento de que nuestros dirigentes,  nuestros  políticos, los que tienen en sus manos las competencias relacionadas con la sanidad y nuestra salud, tienen que  tomarse  muy en serio este problema y ponerle freno con medidas legales y económicas( que son las que más duelen) que hagan que los mal nacidos que organizan fiestas en la calle o en locales  comerciales, paguen por su error con todo el peso de la ley,  las mutas, y los cierres de los establecimientos que están siendo caldo de cultivo para que la pandemia siga expandiéndose sin que le podamos poner freno por culpa de la irresponsabilidad de los jóvenes que anteponen un botellón a la posibilidad de llevar el contagio a sus seres más queridos y que en ocasiones pueden ocasionarles la muerte.

Serían muchos los ejemplos que podría incluir en mi comentario de irresponsabilidades cometidas por los jóvenes que les han llevado al hospital, al confinamiento casero y a contagiar a sus familiares. En estos procesos de irresponsabilidad no me podemos olvidar a los parlamentarios socialistas que días pasados dieron pruebas de total insensatez cuando no respetaron la distancia en el Congreso para poder aplaudir a su líder, y desde el ejecutivo se   ha reconocido que nunca existió un comité de expertos…

Los jóvenes tienen que conocer a través de las redes sociales, medio divulgativo por excelencia entre ellos, con total crudeza lo que significa contraer la enfermedad. Solo así con imágenes muy gráficas y descarnadas se darán cuenta del peligro que corren y hacen correr a los demás.

Jóvenes temerarios