LAS FINANZAS MUNICIPALES

|

El Ayuntamiento ha presumido siempre, tanto en la etapa socialista como en la del bipartito o en la actual del PP, de que su situación económica es envidiable. Y quizá no le falte razón a los sucesivos gobiernos locales, si se piensa en la situación de bancarrota de numerosos municipios españoles. Pero eso no quita para que cualquier circunstancia que evite un gasto innecesario en las arcas locales sea bien recibida. Es el caso, por ejemplo, de tres recientes sentencias judiciales que permitirán que en el futuro no se tengan que pagar indemnizaciones por ciertos expedientes urbanísticos tramitados en etapas anteriores. Culpar a las corporaciones precedentes de que hubiese que abonar esas compensaciones es lo fácil, pero lo realmente importante es que no habrá que hacer frente a ellas.

LAS FINANZAS MUNICIPALES