El retraso que llega en el peor momento

|

Qué mal momento para que la Agencia Espacial Europea retrase dos años la búsqueda de vida en Marte. Justo ahora, que estábamos a punto de entrar en un estado de psicosis colectiva en el que íbamos a empezar a buscar planetas alternativos en los que perpetuar la especie. Resulta que a los responsables del proyecto no les ha dado tiempo a realizar las comprobaciones necesarias para garantizar la seguridad de la misión. Que como motivo para retrasar un lanzamiento al espacio es bastante bueno, la verdad. Lo malo es que para el próximo intento habrá que esperar al momento en que las órbitas de Marte y la Tierra vuelvan a estar próximas, algo que sucede cada dos años. A alguno le va a comer la ansiedad antes.

El retraso que llega en el peor momento