Calentando las primarias

|

PUNTA, tacón, punta, tacón. Todos los miembros de la gestora de la franquicia enxebre de los socialistas debían de calzar zapatillas de ballet, puesto que en la reunión que mantuvieron el sábado pasaron de puntillas por el espinoso asunto de la moción de censura en Coristanco. Pilar Cancela, la mujer a la que Fraga promocionó a directora xeral de Relacións Laborais y que hizo carrera en el PSdeG hasta acabar como su jefa, actuó como maestra de ceremonias, pues en la nota que emitió teas su xuntanza no dedicó ni una sola palabra al asunto. Habló, en cambio, Xocas Fernández Leiceaga, quien criticó a la dirección provincial de A Coruña, es decir, al eterno alcalde de Culleredo, Julio Sacristán, por no frenar la moción y también lo hizo Gonzalo “El sobrinísimo” Caballero, que rexeitó que se pueda decir que el partido actuó en connivencia con el alcalde coristanqués. ¿Villoslada? Villoslada ni está ni se le espera, como siempre. Va a ser el rey de los socialistas gallegos y todo le da igual. Pues empieza caliente la carrera hacia la primarias.

Calentando las primarias