EL FINAL DE PENAMOA

|

El derribo de las últimas chabolas que permanecían en pie en Penamoa cierra una de las páginas más negras de la reciente historia de A Coruña; no la que suponía la existencia del asentamiento chabolista, que en sí misma era también bastante oscura, sino la que se refiere al tráfico de estupefacientes. A partir de ahora será más difícil que continúe el menudeo en la zona, pero habrá que mantener activadas todas las alertas para que el supermercado de la droga no reabra en otro punto de A Coruña. Impedir el trapicheo en puntos determinados es imposible, pero de ninguna manera sería aceptable que se montase otro negocio a gran escala como ocurría en el poblado.

EL FINAL DE PENAMOA