Una paternidad muy deseada

|

PILAR Abel, una echadora de cartas catalana, interpuso recientemente una demanda de paternidad contra Salvador Dalí y logró incluso que se exhumara el cadáver del pintor. Unas semanas después salió del juzgado un poco más pobre, pues como el artista no era su padre tuvo que pagar las costas procesales. Ahora una mujer asturiana pide a la justicia que se la reconozca como hija de Manolo Escobar. Habrá que esperar, pero esta temporada no es mala cosa ese parentesco; anda que no se deben estar devengando derechos de autor ni nada en Cataluña con la machacona emisión de sus canciones. FOTO: manolo escobar | aec

Una paternidad muy deseada