La prueba irrefutable de la desastrosa gestión de Delso

|

LA psicomotriz Claudia Delso es miembro destacado del pelotón de los torpes de la Marea, nasía pa’ganá, –tan solo un concejal está fuera de esa categoría–, pero nunca se le podrá agradecer suficientemente su disparate de redistribuir A Coruña en 305 barrios –que incluyen zonas asimétricas, postfuncionales, calcificadas...–, ya que así frustró el principal anhelo vital de Iago Martínez, el Rasputín de Teis: desordenar el movimiento vecinal. Sin embargo, ese acierto no compensa la cadena de desaguisados que orla su labor en María Pita y en la que ocupan un lugar destacadísimo los presupuestos participativos y el Dillo ti. Pero por encima de todo sobresale el Escaño Ciudadano; tan solo nueve personas acudieron a un pleno municipal para presentar sus propuestas. Está claro, clarísimo, que la concejala es incapaz de conectar con los coruñeses, salvo, claro está, con los que rubricaron el manifiesto mareante, a los que recompensa con un contrato a la mínima oportunidad. Anda que como en una sesión le pregunten por los abajo firmantes... FOTO: claudia delso echa unas risas con alberto lema en un pleno | aec

La prueba irrefutable de la desastrosa gestión de Delso