ESCÁNDALO…. ES UN ESCÁNDALO

|

El escándalo de la corrupción es como el rayo que no cesa. A primeros de año, había 400 imputados y solo ocho en la cárcel. En ese momento la Audiencia Nacional acumulaba 16 macro procesos por delitos relacionados con delincuencia organizada, corrupción y estafas. De los encarcelados, siete eran de la operación “Crucero” y uno del caso “Emperador”, los dos más recientes en aquellas fechas. El resto de los investigados estaban a la espera de resolución judicial.

Todavía no habían visto la luz los asuntos Sepúlveda, Pujol y un etc. más que escandaloso. He aquí algunos casos: caso “Marsans”, con Gerardo Díaz Ferrán e Iván Losada como imputados; Banco de Valencia: ocho imputados; caso “Forum Filatélico-Afinsa”: 20 imputados; cuentas bancarias en Liechtenstein: 40 imputados por delito fiscal; Nova Caixa Galicia: cinco exdirectivos en el ojo del huracán; caso CAM: cinco imputados, todos exdirectivos de la entidad; Bankia: 33 imputados. Caso “Emperador”: 100 imputados; Nueva Rumasa: 20 imputados; SGAE: 14 imputados por desvío de fondos; caso “Gürtel”: 100 imputados ha sumado la investigación; caso “Pretoria”: algunos ya estuvieron en la cárcel; Caja Castilla-La Mancha: dos imputados, Hernández Moltó e Ildefonso Ortega; operación “Troika”: 30 imputados en esta operación contra la mafia rusa; Eurobank: 16 imputados; caso “Crucero”: nueve imputados; caso “Campeón”: con asuntos relativos a fármacos y concesión de licencias.

Suma y sigue, porque, por ahí, andan Urdangarín y su exsocio; por ahí siguen Sepúlveda y su exesposa, la ministra, intentando sacudirse el polvo de su exmarido; por ahí están exdirectivos de cajas que han multiplicado sus pensiones dejando las entidades al borde de la quiebra. Ahí están los millares de estafados con las preferentes. Ahí están aeropuertos en los que no se vuela, polideportivos que han significado una estafa, etc. Toda la prensa de los países civilizados ha puesto a España a los pies de los caballos, choteándose, coñeándose y burlándose de Rajoy y su mariachi de endebles ministros. Una “puritita” vergüenza. Y, como estigma mayor, un tal Bárcenas.

ESCÁNDALO…. ES UN ESCÁNDALO