El fin de los triángulos de emergencia

|

la DGT está dispuesta a hacer desaparecer los triángulos que ocupan espacio en todos los maleteros de los coches españoles y que sirven para señalizar un accidente o avería. Resulta que este tipo de dispositivos, que obliga al conductor a salir de su vehículo para instalarlos en la calzada, ponen a la persona en una situación de riesgo innecesario y, echando mano de sus estadísticas, la DGT indica que el año pasado más de un centenar de personas murieron al ser arrolladas por otro coche cuando se dirigían a señalizar su avería o accidente. En lugar de esto, los responsables de tráfico apuestan por unas luces con imán que se ponen sobre el techo del coche sin necesidad de salir del mismo. Parece una buena solución.

El fin de los triángulos de emergencia