UNA GRAN OPORTUNIDAD

|

El Deportivo afronta este mediodía uno de los compromisos más complicados que le restan hasta el final de la Liga, con lo que en caso de ganar daría un paso muy importante hacia Primera División. Es verdad que el Mallorca no ha cumplido las expectativas con las que inició el campeonato, pero no deja de ser uno de los equipos grandes de la categoría, así que no es un rival fácil. Los blanquiazules se enfrentan, pues, a una ocasión ideal para ratificar que son los líderes por méritos propios y que su única meta es el retorno a la élite.

UNA GRAN OPORTUNIDAD