Un grave problema humanitario

|

Día tras día, los servicios de rescate recogen en aguas del Estrecho a cientos de inmigrantes que buscan el modo de entrar en Europa y, para ello, no dudan en poner sus vidas en peligro. Sus casos no reciben la misma atención mediática que otros más sonoros como el del “Aquarius”, sin embargo, el drama de las personas que llevan a bordo es siempre el mismo. El problema es que el invierno está ya encima y cada vez es más difícil establecer las operaciones de rescate. Marruecos sigue mirando para otro lado y permite que las barcas salgan de sus costas y la Unión Europea no quiere ni oír hablar de este grave problema humanitario. ¿Cuántas víctimas más tiene que haber para que de una vez se busque una solución a este problema?

Un grave problema humanitario