UNA REFORMA CHAPUCERA

Los innumerables accidentes, en algún caso incluso con resultado de muerte, registrados en la curva de Servisa obligaban a reformar la carretera en ese punto. La obra se realizó y, como es lógico, todo el mundo dio por supuesto que de esa forma se eliminaba el peligro que entrañaba circular por la zona. Sin embargo, nada ha cambiado; el riesgo sigue siendo altísimo, ya que los encargados de pintar las líneas de la carretera “se olvidaron” de señalizar el espacio para la incorporación de los automovilistas que salen del Chuac en dirección a Os Castros. La falta de seguridad continúa siendo, por lo tanto, la característica principal de ese punto, por el que a diario transitan miles de vehículos, cuyos conductores no pueden estar expuestos a semejante amenaza.

UNA REFORMA CHAPUCERA

Te puede interesar