EL FUTURO DE DON ALBERTO

|

Como es un tema que está “in” y tiene sin dormir a miles de gallegos, lo traigo hasta la ventana para airear el ambiente y, si cuadra, esa noticia “que va por el aire y viene con el viento”, despeja los nubarrones que se aventuran. 
Verán: yo me entero escuchando la radio. El locutor lee la noticia que aparece en un diario (y, como casi siempre, no cita la fuente) “Feijóo, abocado a repetir”. 
Lo de abocado me suena al vino que no es ni seco ni dulce y lo confirma el diccionario. No “me casa”, aun reconociendo la afición de miembros del Partido Popular a la bebida... 
Luego pienso si se trata de “avocado”, o sea, con uve y el diccionario me informa: reunión de varias personas para tratar un negocio. Ah… vamos. Entiendo. Y el peiódico digital “Vozpópuli”, nos aclara: “El nombramiento de Rey Varela como delfín de Feijóo tiene que ver con la marcha de ‘o noso presidente’ a Madrid para sustituir a Cospedal o si finalmente, es ‘consagrado’ como sucesor de Rajoy”. 
Y es que las brigadas mediáticas que aúpan a don Alberto, aquí y detrás del telón de grelos, jalean cada día sus virtudes y piadosamente esconden alguno de sus fracasos. El mayor ejemplo es un tal Roberto, que nos recuerda a Roberto Alcázar que con Pedrín perseguía en los tebeos a los malos del régimen. 
Menos mal que el propio Feijóo, al colocar el dedo sobre los nuevos conselleiros “reconoce errores y fallos en la Sanidad” y añade que “la remodelación del gabinete es un primer paso a un cambio de política” (sic).
Don Alberto, pues, se equivocó e hizo algunas cositas mal… pero como decíamos en un principio avocado (con uve) ante la situación, se reúne con la familia, y reparte parte de la herencia. Viene a ser como las puertas giratorias que están que no paran de dar vueltas. 
La penúltima (y qué mejor para una puerta giratoria) el expresidente de la Diputación de Pontevedra, antiguo bedel en un concello de la provincia pasa a ser asesor del Partido Popular con lo que evita volver al antiguo tajo. 
Que nadie se asombre, pues el Partido Popular no abandona a los suyos aunque estos dejen el nido. Ahí está a la efímera jefa de la Diputación de Lugo repartiendo el aguinaldo entre los alcaldes de su cuerda.
¿Tiene cuerda para rato don Alberto? 

EL FUTURO DE DON ALBERTO