TIRAR DE LA MANTA

|

Les hago un breve resumen. Ya sé que, todo todo junto da miedo, asco, estupor, vergüenza y ganas de salir corriendo:
El Tribunal Supremo investigará si el portavoz del PP en el Senado recibió un soborno de 5.000 euros como asegura un informe del Servicio de Vigilancia Aduanera dentro de la operación Pokémon. Se trata del lucense Barreiro y su relación con una firma muy conocida. Y para saber quién se “vendió” la jueza De Lara pidió al PP la contabilidad de los últimos meses en las ciudades de A Coruña, Lugo, Ourense, Santiago y Ferrol.
El alcalde coruñes asciende a jefa de Personal a una imputada en la Pokémon.
Imputado por prevaricación y fraude un exembajador español en Congo, pues le acusan de vender visados a tres mil euros…
Abren proceso judicial al jefe de la Guardia Civil de Melilla; se destapan varios escándalos en los cuarteles.
Una jueza, aupada al poder judicial por el PP, será la encargada de revisar las miserias de la Gürtel… y ella no encuentra motivos para apartarse del caso. Y el gran jefe de los jueces ocultó en su día que era militante y donante del PP… y ahí sigue.
En Andalucía el caso de los ERE y sus ramificaciones supera los dos millones de folios y afecta a miles de empresas.
El caso Pujol sigue su curso y nadie explica cómo pasaron treinta años desde el asunto “Banca Catalana” y ni los magistrados que aparcaron el caso ni los políticos que, a lo largo de ese tiempo tenían mando en plaza, en Hacienda y en la Policía, se pusieron de perfil, pese a los votos en contra de ocho magistrados y el trabajo de dos fiscales.
Y todo esto, y mucho más, cuando desde la calle se pide, se exige, que se tire de la manta.
Y los responsables tiran de la manta, pero para tapar sus vergüenzas, esconder sus intimidades. Ahí están los ordenadores trucados, las trampas, las dilaciones…
Y a todo esto la Organización para la Cooperación y Deresarrollo Económico (OCDE) rebaja las previsiones de nuestra economía y 443 españoles, que declaran más de treinta millones de patrimonio, afirman –con el Gobierno– que España va bien. Ellos que han duplicado sus beneficios
Y el PSOE propone que la muerte digna sea un derecho constitucional. Pero, queridiños, si la vida indigna (sin pan, sin justicia, sin curro) es plenamente constitucional.

TIRAR DE LA MANTA