UN CAMBIO RADICAL EN A CORUÑA

|

El convenio firmado por el Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria sobre el túnel de La Marina garantiza la financiación de un proyecto imprescindible para que el vial subterráneo de O Parrote cumpla su cometido. La ejecución de la obra evitará la circulación en superficie de una media diaria de 30.000 coches, lo que supone un claro beneficio para los viandantes, al que habrá que sumar la transformación de la zona, que pasará a ser peatonal como cada vez ocurre con más puntos emblemáticos de las grandes ciudades. Además, si se cumplen los plazos no habrá que esperar mucho tiempo para que ese cambio tan radical se haga realidad, ya que la infraestructura debería estar acabada en el primer trimestre de 2015, o sea que el futuro está a la vuelta de la esquina.

UN CAMBIO RADICAL EN A CORUÑA