UNA RONDA CON MUCHO VERDE

|

El Ayuntamiento está dispuesto a convertir a la ronda de Outeiro en la auténtica espina dorsal de la ciudad. De hecho, la larguísima calle ya lo es, puesto que atraviesa catorce barrios y el cuarenta y cinco por ciento de los vecinos vive a menos de cinco minutos de ella. El problema es que esta avenida se ha convertido en un gigantesco colapso por partes y quien osa atravesarla se ve engullido en un caos de doble fila, semáforos descoordinados, cruces imposibles y carriles menguantes. El plan municipal incluye el adecentamiento de fachadas, aceras y calzada y, según palabras del alcalde, “mucho verde”. Habrá que esperar para ver cuál es el resultado final de esta acción.

UNA RONDA CON MUCHO VERDE