UN NUEVO ATROPELLO

|

El atropello ayer de un ciclista, que se debate entre la vida y la muerte en el hospital coruñés, demuestra muy claramente el problema de falta de educación vial que existe entre los ciudadanos. El joven fue arrollado por un coche cuyo conductor alegó que el pilar de una pasarela le impidió ver al vehículo de dos ruedas. Es decir, el ciclista atravesaba una avenida de seis carriles por debajo de un paso elevado destinado precisamente a peatones y ciclistas. El suceso es demostrativo de situaciones que se ven a diario en las calles de la ciudad, donde peatones y coches circulan y caminan, en demasiadas ocasiones, como si el tráfico no existiera y, por desgracia, existe y causa muertes.

UN NUEVO ATROPELLO