La apuesta de Pedro Sánchez

|

Sánchez está acostumbrado a manejar al partido a su antojo. Lo que él decide es lo que se hace y si a alguien no le gusta, mejor que no haga público su malestar si no quiere sentir sobre sus espaldas la respuesta airada del inquilino de La Moncloa. Hasta ahora, este modo de actuar le ha garantizado, más o menos, que podrá sacar adelante la legislatura. La aprobación de los presupuestos le garantiza otros tres años en la presidencia, buscando apoyos en las distintas fuerzas. Sin embargo, es esta política de pactos, en la que va de la mano con Podemos, la que, al final, le puede terminar por pasar factura. Una encuesta publicada recientemente señala que dos de cada tres votantes del PSOE se oponen a los acuerdos con Bildu y a que se le termine concediendo el indulto a los presos del procés. Ahora, solo queda por saber si Sánchez, en algún momento, escuchará a los votantes o seguirá empecinado en gobernar, cueste lo que cueste.

La apuesta de Pedro Sánchez