Urbanidad... teatral

|

Dentro del ciclo principal debutó en el Rosalía, dos representanciones con aforos totales, la compañía Sarabela Teatro con la obra de Jean-Luc Lagarce ‘’Normas para saber vivir na sociedade actual’’. La dirección corresponde a Ánxeles Cuña Bóveda. Escenario negro, vacío salvo una pequeña mesa y una silla, y telones transparentes. Buen diseño de vestuario tanto para los mimos del show musical como para el payaso y su acordeón, Vadzum Yukhnevich, que cubre el espacio sonoro con melodía populares eternas. La traducción corresponde a Nate Borrajo y la coreografía a Ana Beatriz Pérez. Inspiradísimas las cofias aladas que porta el elenco.
Pero sobre el hermoso recinto destacó la ausente presencia de nuestra admirada Carolina –roble organizativo y dramático del teatro municipal– a quien deseamos un pronto y total restablecimiento.
El argumento mantiene hilo musical continuado. Todo se expresa con gestos, movimientos e insinuaciones. Incluso en ocasiones bailan. Realidad e ilusión pasean del brazo para deleite del público. Desde el nacimiento-inscripción en el registro civil, bautismo, nombre, padrinos-hasta morir tras cumplir las bodas de plata y oro. En el medio subyace lo que conocemos por existir. Una sátira social denunciadora de hipocresías y envidias. El autor comenta un tratado de urbanidad de los muchos habidos mundo adelante, acá el de una inexistente y sofisticada baronesa de Staff. Cinco voces y música en vivo. Fernando Dacosta conduce la gran pantomima de forma inverosimil y comparte aciertos y éxitos con Fina Calleja, Sabela Gago y Elena Seijo.
Seguramente nuestra sociedad actual –incluidos diputados y senadores– no guarda las normas de generaciones anteriores para conducirse en la sociedad; sin embargo, en alguna librería de viejo española, figura un ejemplar de las múltiples ediciones del manual ‘’La buena Juanita’’.

Urbanidad... teatral