UN FUTURO MUY INCIERTO

Cada vez parece más negro el futuro que el FROB ha diseñado para Novagalicia Banco y para los inversores, lo que queda de la caja y para todos aquellos que sean poseedores de participaciones preferentes. El recurso del arbitraje o incluso la demanda colectiva que se plantea no hacen más que sembrar incertidumbre sobre un colectivo que se siente engañado y del que parece que nadie se acuerda. Es preciso aclarar las condiciones en las que se contrataron esas preferentes puesto que, a tenor de lo denunciado, muchos casos semejan estafas.

UN FUTURO MUY INCIERTO

Te puede interesar