El reparto no le gusta a nadie

|

Que fuese cual fuese el reparto de los fondos de recuperación de la Unión Europea las comunidades autónomas iban a sacar las uñas era una apuesta segura. Si cuando hay dinero de por medio nadie considera que le estén dando lo que se merece, cuando el que reparte lo hace según sus propios criterios y no se molesta en explicarlos –igual porque la justificación no es fácil– las protestas son un clamor. Incluso una de las principales beneficiadas, Andalucía, denuncia que “le roban”; y eso recibiendo 1.881 millones en el reparto. Qué tendrá que decir entonces Galicia, a la que le toca una pedrea de 440 millones en esta especie de sorteo que se ha sacado de la manga el Gobierno. Alberto Núñez Feijóo calcula que la cifra para la comunidad debería ser entre 100 y 260 millones más alta y apunta a que parece que Sánchez se dejó llevar por criterios políticos. A ver si va a ser por eso que Cataluña se lleva un buen pellizco...

El reparto no le gusta a nadie