::::::: MARTES ::::::::

|

HA explicado Rajoy su manual para los inmediatos tiempos. Sus convicciones requieren el certificado de la ciudadanía. Y las promesas ya no convencen. Faltan meses para la cita electoral y aún puede crecer la credulidad de los votantes…

A la cita feudal de Soutomaior (Sotomayor, según Rajoy) no acudió Ana Pastor. Para ahuyentar maledicencias el presidente de la Diputación, Louzán, explicó que la ministra de Fomento estaba ausente por motivos de agenda y ensalzó su apoyo a la provincia. Tampoco apareció el alcalde de Ferrol. Y a Diego Calvo, titular de la Ddiputación coruñesa, y a Corina Porro, responsable del Consello Económico e Social, los situaron en las últimas filas. Todo normal, salvo interpretaciones. Por cierto, la secretaria general de PP, Dolores de Cospedal sigue sin visitar Galicia…

RAJOY todavía no ha asegurado que la reforma electoral vaya  a ser aprobada por las bravas, con el voto en contra de la toda la oposición. Feijóo, en cambio, pide rotundidad y rapidez para que gobierne la lista más votada no solo en los concellos si no también en las autonomías…

::::::: MARTES ::::::::