El hogar no es el lugar más seguro

|

No es que fuera un secreto a voces, es que era un clamor en el que no se cansaban de insistir expertos y autoridades: las casas son puntos críticos de contagio de coronavirus. Y ahora un análisis de un buen montón estudios realizados en una veintena de países ofrece datos de esos que llaman la atención y a lo mejor consiguen que alguien se sume a la causa de la llamada responsabilidad individual. Lo primero que concluye el informe es bastante evidente: los cónyuges tienen más riesgo de contagio que el resto de la familia. Ya tienen un argumento de peso los que prefieren dormir solos pero no quieren herir los sentimientos de su parte contratante. Gracias, Covid. El gran descubrimiento, no obstante, es que la mayoría de los convivientes acaba infectado en menos de una semana. Lo mejor al final va a ser turnarse para estar en el salón. Seguro que hay familias que hasta lo agradecen.

El hogar no es el lugar más seguro