LOS PASAJEROS SON EL MEJOR AVAL

|

El mapa aeroportuario gallego continúa estando revuelto. La reunión de ayer no sirvió para aclarar mucho un escenario en el que algunos de sus actores defienden unas posturas en las que el localismo se superpone a la lógica. Así es muy difícil llegar a acuerdos de los que salgan beneficiados los tres aeródromos, pues ni siquiera se hace caso a quienes fundamentan sus propuestas en datos objetivos, como es el caso de A Coruña, que pide que se incrementen las conexiones con Madrid y Barcelona basándose en la alta ocupación de los aviones que vuelan a esos destinos. La fuerza de Alvedro radica precisamente en el número de usuarios, que crece mes tras mes, mientras que cae en Lavacolla y en Peinador. Si el aval que representan los pasajeros no cuenta, poco sentido tiene que sigan las reuniones del comité de rutas.

LOS PASAJEROS SON EL MEJOR AVAL