LA VENTA DE LA LOTERÍA

|

Es difícil, muy difícil, encontrar a alguien que no juegue algo de dinero, por poco que sea, en el sorteo de la Lotería de Navidad. Quizá este año resulte un poco más fácil dar con personas que se hallen en esa situación, pues los propios loteros reconocen que las ventas han bajado sustancialmente. El mal estado de las economías domésticas es la causa de ese descenso, con lo que el 22 de diciembre, denominado por muchos como el “día de la salud”, una vez que saben que su número no ha resultado agraciado, lo será más que nunca este año.

LA VENTA DE LA LOTERÍA