Ahora sí es momento de hacerle caso a los que más saben

|

Solo hemos tardado dos semanas en hacerle caso a la OMS, que en plena subida de la curva de contagios avisaba de que el confinamiento no era suficiente y que la clave para que el gráfico descendiese hasta el cero es buscar a todos los portadores del virus. Especialmente, a los asintomáticos que puedan ir extendiéndolo sin saberlo, como los trabajadores de actividades esenciales. Detección y aislamiento, no hay más fórmula. Y con el ejemplo de China como guía para inspirarnos. Aunque aplicar las medidas en España tiene pinta de que va a ser un reto distinto del que tuvieron que afrontar por aquellos lares. Lo de concentrar a todos los infectados leves en una especie de hospital arca de Noé seguro que entra en conflicto con las libertades individuales. Pero esa es otra historia.

Ahora sí es momento de hacerle caso a los que más saben