RECURSOS MUSICALES

|

Cuando el dinero escasea, es muy difícil organizar ciclos musicales como el Festival Mozart, cuyo prestigio, ganado desde su primera edición, impide que se pueda diseñar una programación de bajo nivel. Sin embargo, salvaguardar esa fama obliga a prescindir de determinados espectáculos y en esta ocasión se ha optado, en una decisión difícil de tomar, por eliminar la ópera. El sacrificio es importante, pero el nivel del resto de los actos y de los intérpretes incluidos en el cartel compensan esa pérdida, de la que también permite resarcirse el propio Festival de Ópera

RECURSOS MUSICALES