Corolario del buen mareante: la culpa es siempre del otro

|

ESTÁ claro que el Gobierno local de A Coruña no aprende ni de sus propios errores. Al varapalo que supuso la pérdida de los fondos Eidus, bofetón en toda la cara que lo fue menos gracias a que en su segunda convocatoria, y tras calcar el plan del Partido Popular se obtuvo parte del dinero solicitado, pues a esa pérdida hay que sumar ahora la de las ayudas para rehabilitación que conceden la Xunta y el Gobierno central. La cuestión es la siguiente: El Ayuntamiento pidió dinero para obras que se consideran de urbanización y no de rehabilitación. Es decir, que se le dijo que no a las partidas para la red de pluviales de Ciudad Vieja y Pescadería y para soterrar el cableado eléctrico en Palavea. Parece evidente que en ambos casos, hay poco de recuperación de inmuebles y viviendas. Y lo peor de todo es que a Xulio Ferreiro y los suyos, lo que más les ha molestado es que desde la Xunta se haya aireado su incompetencia y acusa al Gobierno autonómico de “buscar excusas” para dificultar su labor. No son conscientes de que para eso se bastan ellos solitos. FOTO: Xulio Ferreiro busca cupables lejos de María pita | AEC

Corolario del buen mareante: la culpa es siempre del otro