La estrategia de distraer la atención de lo propio

|

LOS podemitas, en su afán por evitar tener que condenar la dictadura que Nicolás Maduro quiere imponer en Venezuela, aseguran que el tema del país hispanoamericano sale a la palestra cada vez que el Partido Popular quiere desviar la atención sobre un problema interno. Tal vez asesorado por quienes han descubierto esta triquiñuela de los populares, Maduro se ha aplicado el cuento a la inversa y en cada ocasión en la que le estalla un problema interno, carga con dureza contra Rajoy, González y España y así intenta tapar su propia porquería. Lo grave es que el conductor de buses-presidente se suele pasar de frenada y en su última andanada además de llamar a Rajoy cobarde aseguró que González se levanta a veces “medio drogado”. Y mientras, en Madrid, los venezolanos, acusándolo a él de narco.

La estrategia de distraer la atención de lo propio