AQUELLA “CÚPULA”

|

La antigua y malhadada “cúpula” de Novacaixagalicia está en pleno período de declaraciones ante el juzgado de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional. Para ayer, día 15, de los corrientes, estaba prevista la comparecencia de Javier García de Paredes. Mañana lo hará Gregorio Gorriarán y el jueves le toca el turno a Óscar Rodríguez Estrada, todos ellos, perceptores en su día de pensiones millonarias. Cierra la ronda de interrogatorios el “invitado estrella” Julio Fernández Gayoso, el quinto querellado y el más importante, que tendrá que comparecer el lunes día 22 al pairo de las consecuencias políticas de las elecciones gallegas que se habrán celebrado un día antes.

Los abogados de Gayoso cobrarán sin duda una pasta gansa, pero el inefable Julio, que no es manco, utilizará una póliza de responsabilidad civil, de la que venía disfrutando en calidad de miembro del consejo de administración de Novacaixagalicia y con tan concreta protección crematística costeará su defensa jurídica. La póliza, en vigor, tiene utilización legal. Lo que no está claro es si el coste de la misma tendrá que ser asumido por NCG o “apencará” con los gastos el propio Gayoso, que no está, ni mucho menos, desnudo. Así pues, banqueros, políticos y sindicalistas son bastante responsables directos de la crisis financiera.

Se han dedicado en muchas cajas a ponerse sueldos suculentos, indemnizaciones de escándalo, jubilaciones desmesuradas, además de instalarse en edificios suntuarios, beneficiarse de toda clase de prebendas y otorgar créditos sin los avales imprescindibles a parientes, amiguetes, enchufados y sociedades amigas.

Con todo y con eso, la auditoria que se ha hecho a los bancos españoles carece de precedentes por su intensidad: más de 400 con la supervisión del Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea, han levantado la alfombra de nuestras entidades.

Ya en un plano “más gallego”, el juez correspondiente dictaminará a cerca de los interrogatorios de la que fue cúpula” de Novacaixagalicia. Con relación a los declarantes, nos viene a colación la frase del clásico: “Arrojar la cara importa, que el espejo no hay por qué”.

AQUELLA “CÚPULA”