Begoña Gómez se cuela por el hueco que deja la reina

|

Doña Letizia es como es, pero, al fin y al cabo, es reina; reina consorte, pero reina. Begoña Gómez es como es, pero, al fin y al cabo, no es nada; simplemente la mujer de Pedro “La sonrisa” Sánchez. Si los españoles no le votaron a él, ya no digamos a ella. Y, sin embargo, está metida en cuanto fregado hay en el que se pueda chupar cámara. El último ha sido en París, adonde habían sido invitadas las esposas de los jefes de Estado para celebrar el centenario del fin de la Primera Guerra Mundial. Su marido no es jefe de Estado, pero allí se colocó ella junto a las primeras damas de medio mundo. Quienes la conocen aseguran que hasta cuando habla usa el plural mayestático... O sea, que lo del besamanos en el palacio Real no fue un accidente, fue una prueba para saber cómo daban en la fotografía.

Begoña Gómez se cuela por el hueco que deja la reina