UNA REFORMA NECESARIA

|

Los responsables de la Cocina Económica atraviesan una etapa de intenso trabajo, ya que a la necesidad de dar forma al plan para prestar servicio a los comedores sociales de los barrios, se une la reforma de la sede de la entidad. Se trata de una obra vital, pues permitirá recuperar la primera planta, donde se servían los desayunos, inutilizada desde hace unos meses por el peligro de que se viniese abajo, pero además la directiva pretende que el Ayuntamiento le autorice a levantar un tercer piso. Si las normas urbanísticas lo permiten sería interesante que se concediese esa licencia.

UNA REFORMA NECESARIA