Vistalegre II acelera los dedos y las lenguas de los podemitas

|


¡MENUDOS picos! Los trazos que dibujó ayer la aguja del sismógrafo de Podemos parecían los del perfil de una etapa alpina del Tour. Ya tempranito por la mañana, la exprimera dama, Tania Sánchez, le dio el primer impulso al acusar a Pablo “Viva la Gente” Iglesias de chantajista al asegurar que abandonará la secretaría general si sale derrotado de Vistalegre II. La cibercaballería pablista se lanzó al galope en Twitter contra ella y, ¡zas!, otra oscilación violenta. El errejonista Juan Pedro Yllanes, juez antes que diputado, quiso poner algo de equilibrio y vino a decir que sí, que aceptan a Iglesias como animal de compañía. Nueva convulsión en las redes sociales. Y para rematarla salió el propio Iglesias y admitió que quizá hay un exceso de protagonismo en el partido. Tarde piaches. Por cierto, nadie se atrevió a escribir ni un mísero tuit sobre esa afirmación.

Vistalegre II acelera los dedos y las lenguas de los podemitas