LA ACTITUD DE LUISINHO

|

La bofetada que Luisinho le propinó a Juan Carlos en el entrenamiento de ayer es para unos el signo de que los jugadores están “enchufados” y para otros, la muestra de la vehemencia con que se comporta el portugués. Sea una cosa u otra, está claro que conviene hablar seriamente con Luisinho, pues resultaría intolerable que hiciese lo mismo con un contrario durante un partido. El Deportivo se está jugando el ascenso y el luso ya le hizo bastante daño con los cuatro encuentros que estuvo expulsado.

LA ACTITUD DE LUISINHO