La cibercaballería exige una Feira do Cocido casta y pura

|

O fillo do fillo do muiñeiro; para sus amigos, Rafa; para sus rivales, Cuiña, y para sus conciudadanos de Lalín, el alcalde, además de retranca, tiene sentimientos. Para iniciar la segunda edición de la Feira do Cocido on tour eligió Carballo, a donde llegó circulando por la autopista que construyó su padre. Allí compartió lacón y cachola con el alcalde, el bloqueiro Evencio Ferrero, y a nadie se le ocurrió decir ni pío. Para el segundo bolo escogió Riveira, donde confraternizó con Manuel Ruiz Rivas, de obediencia pepera, y la cibercaballería cargó a degüello... ¡qué es eso de promocionar la fiesta entre gente impura! El cocido es solo para nacionalista de la nazón de Breogán; los demás al Burger King o a McDonald’s. 

La cibercaballería exige una Feira do Cocido casta y pura