Enrique Santín: Primavera de la vida

|

Enrique Santín es un lucense de 89 años físicos, pero dotado de una clarividencia intelectual y de unos arrestos somáticos que para sí quisieran muchas personas que tienen la mitad de su edad.
Reputado abogado, político que fue de consumada relevancia, acaba de lanzar a la palestra literaria un nuevo libro que lleva por titulo “La patología de los políticos” y que hace el número diez de los surgidos de su feraz caletre, todo ello, amén de sus múltiples colaboraciones en periódicos como “Madrid”, “Pueblo”, “Arriba”, “Informaciones”, “Ya”, “ABC”. “El País”, “El Correo Gallego” y “El Progreso” de Lugo.
Ahora nos ofrece un acabado, descarnado y eficiente estudio sobre la patología de los políticos y la necesidad perentoria de regeneración que acucia a esta clase social. Santín –en un estilo directo eminentemente periodístico y con una pizca de ironía de su alma gallega– nos ofrece un libro original. El autor es compasivo, tolerante pero en modo alguno condescendiente. Yo diría que Santín usa puño de hierro en guante de terciopelo. Él sabe, conoce y hace públicos los principios éticos y morales que deben adornar al político. Asimismo, pone el dedo en la herida cuando expresa sin compasión lo que se hace mal en este campo y, eso sí, ofrece ayudas al respecto. Se trata de un libro brutal y actual que levantará ronchas, pero un libro que rezuma sinceridad, buena intención y afán de ayudar al tan vituperado gremio de los políticos.
En todas sus páginas brota una esperanza de humanismo social y un afán contrastado de ayudar a sus semejantes. En suma, que Santín pretende –y lo logra– deleitar aprovechando. El que fue delegado de Información y Turismo en La Coruña y político de limpia ejecutoria nos ofrece, una vez más, otra muestra de su espíritu ético, su hidalguía gallega y su inmenso amor al género humano. En Santín no caben las bajezas ni los bizantinismos. Enhorabuena.

Enrique Santín: Primavera de la vida