Los contagios, disparados y nosotros, contentos

|

el último registro de contagios en 24 horas indica que hubo 855; y tenemos que alegrarnos, porque son menos que los 922 del viernes. En este punto estamos, repitiendo un “podía ser peor” para intentar negar la evidencia de que la transmisión del virus está disparada. Hace quince días se hablaba de 164 casos, ahora hay cinco veces más. Pero parece que no pasa absolutamente nada. Igual el hecho de que seis de cada diez sean asintomáticos y ya no haya cientos de ingresados en los hospitales nos hace creer que los positivos actuales no cuentan. Total, no se ponen enfermos, ni tosen ni nada. Y como tampoco sabemos cuáles pueden ser las secuelas nos imaginamos que no hay y listo. Si es que tenemos que estar contentos.

Los contagios, disparados y nosotros, contentos