Setién provoca un tembleque en Lugo

|

Jesús Gil, aquel clon de King Kong que simultaneó la presidencia del Atlético de Madrid con el saqueo del Ayuntamiento de Marbella, le puso la cruz a Quique Setién porque se presentaba en los entrenamientos acompañado por mujeres “ostentóreas”; como si a los futbolistas no les gustase pasearse bien acompañados. Como buen futbolista, se hizo entrenador al retirarse y esta temporada dirigió al Betis, que lo ha puesto en la calle nada más acabar el último partido de Liga. “Si tengo que volver al Lugo, lo haré”, declaró ante un auditorio afín, que alabó su “humildad”. En Lugo tiemblan recordando todo lo que sacó del club y lo poco que le dio.

Setién provoca un tembleque en Lugo