La absoluta ignorancia de los mareantes en temas económicos

|

ZP no tenía ni idea de economía; en realidad no tenía ni idea de casi nada, pero en economía estaba tan verde que el coruñés consorte Jordi Sevilla –su mujer es de Cambre, donde veranean todos los años– se ofreció para darle clase dos tardes y ponerlo en disposición de sacar una matrícula de honor si le diese por hacer la carrera. Si Sevilla aún disfruta estos días como veraneante consorte podía abrir una pasantía y darles unas lecciones a los mareantes, que de economía todavía van más justitos, mucho más justitos– que Zapatero. Aprobaron los presupuestos después de que Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, recurriese a una cuestión de confianza, pero eran unas cuentas tan malas –hasta condenaban a Iago Martínez, el Rasputín de Teis, a la indigencia– que desde entonces, de esto han pasado apenas tres meses, ya han introducido seis modificaciones y se preparan para realizar la séptima, que, además, será por un importe de dos millones de euros. ¿Les hacen falta unas clases a los mareantes o no? Si se matriculan todos en comandita a lo mejor hasta les hacen descuento. FOTO: los disciplinados mareantes votan en un pleno | aec

La absoluta ignorancia de los mareantes en temas económicos