Un alcalde destinado a que lo tomen por el pito del sereno

|

XULIO Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, estaba indignado –además debió de serlo (ya se sabe que no es lo mismo ser que estar) en la época en la que lo guay era aquello del 15-M y de acampar en la Puerta del Sol– hace poco más de una semana porque pensaba que el PSOE no dejaba de tomarle por el pito del sereno. Si solo fuese el PSOE... ¿las compañías aéreas no le toman por el pito del sereno? Pues más bien sí, porque, estén o no subvencionadas, eliminan vuelos de Alvedro una semana sí y otra también sin que ni él ni nadie de la Marea, nasía pa’ganá, diga ni mu. Y lo peor es que la idea de que A Coruña tiene un alcalde al que es muy fácil tomarle por el pito del sereno se ha extendido por España y el propio Príncipe de las Mareas reconoce que estaba muy tranquilo con respecto a la moción de censura porque Cardador había descartado un pacto con el PP, pero que teme que en Madrid argallen algo entre los populares y los socialistas para desalojarlo de la Alcaldía y utilizar A Coruña como banco de pruebas de futuras alianzas... Sabiendo el éxito que tuvieron algunas casualidades que se dieron en un laboratorio, por ejemplo, el descubrimiento de la penicilina, igual no era mala cosa experimentar en María Pita.  

Un alcalde destinado a que lo tomen por el pito del sereno