UN DEBATE QUE SE REABRE

|

Feijóo pidió prudencia y apeló a la presunción de inocencia después de que la jueza del caso “Pokémon” imputase a doce personas en el Ayuntamiento coruñés. Negreira siguió la misma línea que el presidente y añadió que confiaba plenamente en sus colaboradores. Entre los socialistas, solo habló el propio investigado, José Nogueira, quien expresó su total disposición a colaborar con la Justicia. Entre tanto, desde el Bloque se reclamaban dimisiones, con lo que se reabría el debate sobre la conveniencia o no de que un político cese tras ser imputado. Sin duda, se trata de una controversia difícil de resolver, pero que conviene solucionar cuanto antes, pues las posteriores diligencias judiciales sirven en ocasiones para liberar de cualquier sombra de duda a los afectados, que, sin embargo, ya renunciaron a su cargo.

UN DEBATE QUE SE REABRE