La ira intelectual de Pamela Anderson

|

ANTES de matricularse en un curso de despatriarcalización es difícil imaginarse a Pamela Anderson opinando en una tertulia de intelectuales. Una vez recibido el diploma, ya puede suponérsela donde quiera, todo dependerá del nivel al que haya aprovechado las lecciones. Ella, sin embargo, lleva una temporada empeñada en que sus seguidores no la consideren carne de póster y avala su capacidad intelectual dando su apoyo a Assange, a la república catalana... ahora se ha enfurecido por las donaciones para reconstruir Notre Dame, cuando ese dinero es más necesario para los niños pobres de Marsella. Qué tendrá que ver una cosa con otra. FOTO: pamela anderson | aec

La ira intelectual de Pamela Anderson