Otra manera de enchufarse

|

EN la España carpetovetónica el jamón que llegaba a casa del profesor en la fecha oportuna era el mejor enchufe; después llegó la hora –todavía continúa– de las puertas giratorias, que aseguraban al enchufado un futuro económico envidiable; ahora, el mejor enchufe es el que se conecta al suministro eléctrico público para mantener en perfecto estado las plantaciones de marihuana. El único problemas es que te cace la Policía, como le ha ocurrido a unos emprendendores ilerdenses. ¡Qué pocas luces! 

Otra manera de enchufarse