Retrospectiva de los premios Luis Ksado

|

Con motivo de cumplirse diez convocatorias del premio de fotografía Luis Ksado, se muestra en Palexco la obra de los diez premiados, al tiempo que se hace un homenaje a Manuel López, fotógrafo histórico de la Diputación, fallecido en 2014. El premio nació el 1997, bajo el patrocinio de la Diputación coruñesa, con la finalidad, según nos dice su comisario Xurxo Lobato, de fomentar la creatividad fotográfica ligada al fotodocumentalismo, buscando la expresión de “sentimientos, formas de pensar, de entender el mundo”. Los diez fotógrafos nos regalan imágenes impactantes sobre temas de actualidad o sobre situaciones que conciernen al ser humano. Xosé Abad ( el primero de los premiados) centra su cámara en la emigración, partiendo de un mural que reza “A nossa patria é o mundo”  y nos devuelve rostros de vendedores subsaharianos, habituales ya en nuestras calles y en nuestras ferias, junto a otros de diversas nacionalidades, para hacer ver que ellos somos nosotros. 
Xulio Villarino en “Paisaxe subliminal”enfrenta dos realidades opuestas: la de nuestra naturaleza y animales, nuestros trabajadores del campo o los viandantes de nuestras ciudades, conviviendo con las enormes vallas publicitarias que proliferan por doquier y nos invaden con sus mensajes subliminales. Peter Marlow, de la agencia Magnum Photo, recoge aspectos y detalles significativos de la catedral y del Camino de Santiago. Vari Caramés viaja su objetivo por paisajes diversos de Galicia, dejando siempre su impronta evanescente y lírica. Fernando Fernández Paz nos acerca a la vida cotidiana de unos ancianos, con un enfoque intimista que revela espera, silencio y soledad. Miguel Riopa titula “Verde-rojo-negro” sus testimoniales instantáneas sobre los incendios que asolan Galicia. De la lejana India trae Javier Arcenillas, en puro blanco y negro, impactantes imágenes de ancianos, niños, manos y espacios urbanos. “Desangeladas” es la crónica triste y dura de la prostitución de muchachas (niñas casi) en Filipinas que documenta Diego Vergés. Aires de Portugal nos llegan en “Tudo isto é fado”, de Amador Lorenzo, donde una poética de claroscuros revela el alma saudosa y emotiva de la gente nuestro vecino país. 
Finalmente, Miguel Harguindey juega a las metamorfosis de la forma, en “Breve prontuario de peixes e pareceres”; conservando sólo la cabeza y la cola, ofrece el pez con cuerpo de botones, el pez rodajas de limón, el pez malla, el pez naranja o el pez papel burbuja, entre otros. La muestra, en conjunto. pone de relieve la ductilidad del medio fotográfico para aproximarnos a las más dispares realidades.

Retrospectiva de los premios Luis Ksado