TIEMPO DE ESPERA EN SAN ANDRÉS

|

El plan de movilidad es un documento importante para cualquier ciudad, pero en el caso de A Coruña todavía tiene mayor importancia, ya que su propia configuración es el principal enemigo del tráfico. Lo que en otros lugares no pasaría de un incidente menor, en la ciudad herculina puede acabar provocando un caos de circulación que tarde varias horas en solucionarse. De ahí la trascendencia que tiene el plan de movilidad y que incluso se hagan depender de sus disposiciones proyectos ya en curso. Eso es lo que ocurre, por ejemplo, con la reforma de San Andrés, cuya conclusión ha quedado aplazada hasta que se redacte la nueva normativa. Parece lógico que así sea, ya que la primera fase de renovación ha servido para revitalizar la calle y si ahora se actúa con precipitación se corre el riesgo de frustrar ese resurgir y desencadenar un nuevo período de languidez.

TIEMPO DE ESPERA EN SAN ANDRÉS