Hacienda hace bueno aquello de que no todos somos iguales

|

Qué listiño es Pedro Sánchez, que además sabe realizar a la perfección lo de apretar pero no ahogar. Tal vez por ello, el Gobierno ha decidido que los bancos no tengan que pagar el impuesto en las hipotecas que den a la Iglesia, el Estado y los partidos políticos. De esta manera, estos tres estamentos se libran de la subida que el resto de españolitos tendrán que afrontar desde el próximo lunes cada vez que acudan a formalizar una hipoteca. El Ejecutivo asegura que esta decisión se toma ya que ni Iglesia, ni Estado ni formaciones se mueven por intereses económicos, vamos, que no tienen ánimo de lucro. Es de suponer que el 99,99% de quienes firman una hipoteca tampoco, a lo sumo, ánimo de poder vivir en algún sitio, pero ya se sabe, hasta para esto de los impuestos sigue habiendo clases.

Hacienda hace bueno aquello de que no todos somos iguales